Las mujeres se lanzan a la carretera

El progresivo envejecimiento de las transportistas y la precaria situación laboral, han sido el impulso que ha animado a las mujeres a lanzarse a las carreteras. Son muchas las mujeres que hoy día, confiesan que alguna vez cuando niñas soñaron con ser camioneras. Hasta hace muy poco, un pequeño porcentaje de los puestos de camioneros correspondían a mujeres.

Las camioneras superan barreras y prejuicios

No cabe la menor duda que el mundo de la carretera es sumamente duro. Si a esto le agregamos los prejuicios a los que tiene que hacer frente una mujer que conduce un camión, los obstáculos y las barreras son mayores.

En principio, las mujeres deben lidiar con el sexismo, que lamentablemente todavía existe en muchos sectores de la sociedad. De igual forma, deben hacer frente a su seguridad personal, sin contar lo referente a su higiene personal. No debemos olvidar que la mayoría de las estaciones de servicios se encuentran habilitadas solo para los hombres.

Adicional a todo esto, deben acostumbrarse a estar lejos de sus familiares y amigos. Es así como llegarse a sentir a gusto y superar los obstáculos, que les presenta un trabajo como el de camionera, llega a ser un triunfo. Esto es una firme demostración de que las mujeres están capacitadas para ejercer los mismos trabajos que los hombres.

Las pocas, pero muy fuertes mujeres camioneras, están abriendo las puertas para hacer que este sea un trabajo mucho más fácil y accesible, para las generaciones que les siguen. Y por esto, están haciendo exigencias a los empresarios, y así concretar las inversiones necesarias en los medios que se requieren para mejorar las condiciones laborales.

Tristemente, el grueso de los cargos directivos en el sector del transporte, continúan siendo dirigidos por hombres. Sin embargo, esto poco a poco irá cambiando e igualándose en condiciones de género.